Organización y tu estudiante de intermedia

Organización y tu estudiante de intermedia

Por Christa Melnyk Hines

Oigan mamás. Cuando tu hija o hijo empiece la intermedia (7mo a 9no) este otoño, los maestros esperan que sepa cómo manejar sus tareas, materiales y actividades escolares sin la supervisión que tuvieron durante la primaria. Prepara a tus preadolescentes para el éxito de manera que apoye el desarrollo de su independencia.

Es el momento de dejarlos y ver si han aprendido a mantenerse organizado. Por supuesto, continúa orientándolos mientras eligen los sistemas de organización y materiales coloridos que los motive y estén dentro del presupuesto.

Muchas mamás dicen que la tienda de a dólar es su lugar favorito. Tienen montones de botes y artículos de organización que puedes comprar sin quebrar el bolsillo.

Beneficios de ser organizado

La organización es una destreza aprendida y esencial para vivir. Los materiales sin organizar crean estrés innecesario, tiempo perdido en búsquedas y bajas calificaciones.

“Cuando los niños entran en el hábito de organizarse, desarrollan destrezas valiosas de planificación y pensamiento crítico. Esto les ayudará a ser pensadores creativos y personas que resuelven mejor los problemas”, nos dice la organizadora profesional Shawana Childers.

Acordarse de la tarea

Escribir listas de cosas que hacer y mantener un registro ayuda a darle seguimiento a las tareas. Si las maestras lo permiten, tus preadolescentes podrían tomar fotos de las tareas publicadas en la pizarra con sus teléfonos.

Mikita Burton, madre de tres, bloguera de estilos de vida y organizadora profesional, utilizó la tecnología para recordarle a sus hijos los materiales que necesitaban para sus tareas.

“La mayor parte de los maestros de hoy día tienen ‘pizarras electrónicas’ donde los padres pueden ver la tarea también. Usé la tecnología, que mis hijos conocían, para añadir tareas en sus teléfonos —nos explica—. Puse recordatorios de cada cinco minutos después de la campana de salida para que en el momento que lleguen a sus casilleros, se acuerden de la tarea y traigan los libros que necesitan a la casa”.

Accesorios para el casillero

Evita que el casillero se convierta en un enjambre de libros, papeles estrujados y materiales.

“Tu primera compra debe ser un estante de casillero”, nos aconseja Burton. Las tiendas de descuento venden cestas que se pueden virar de costado y crear un estante de casillero barato o compra un estante en una tienda de materiales de oficina. Pon cestas magnéticas en la parte interna de la puerta del casillero para guardar bolígrafos y lápices adicionales. A los jóvenes generalmente les gusta elegir accesorios personalizados para decorar su espacio temporero. “Las decoraciones divertidas los anima a mantenerlo limpio”, nos explica Burton.

Elige un calendario

Entre la escuela, las actividades extracurriculares y la nueva vida social, algunos estudiantes de intermedia suelen abrumarse. Elige un calendario de moda con tu preadolescente que pueda llenar todas las semanas para ayudarle a visualizar y usar su tiempo de acuerdo a las prioridades.

Mantenimiento de mochilas

Simplifica el archivo y acceso a materiales guardados en las mochilas con cartapacios y libretas de colores para cada materia escolar. Habitúa al estudiante a limpiar su mochila semanalmente para manejar los papeles empelotados, lápices quebrados y la basura que inevitablemente coleccionan.

Eliminar la acumulación

“Una buena manera de mantenerse organizado durante todo el año escolar es reorganizar trimestralmente las carpetas, las libretas y los cartapacios—dice Childers—. Esta limpieza y reacomodo funciona bien cuando se hace después de cada informe de notas”.

Crea un sitio de trabajo en la casa

Juntos, diseñen y organicen un espacio para tareas, funcional y libre de distracciones y súplelo con los materiales necesarios.

“Todos los niños deben tener su lugar de aterrizaje: un lugar en su cuarto o área común para poner sus cosas”, aclara Burton.

Todas las tardes, el hijo de Burton guarda su mochila en un bote redondo, grande que está en el piso. Coloca los papeles que tienen que ser revisados y firmados por mamá en una caja arriba del bote. Una pequeña mesita de noche sirve para poner y recargar la computadora distribuida por la escuela.

Exhorta la independencia

Mientras tu preadolescente haga sus tareas y obtenga buenas calificaciones, debes sentirte cómoda con el sistema de organización que elija. Las tareas tardías y calificaciones bajas significan más supervisión de mamá, lo que típicamente no les agrada a los estudiantes que buscan la independencia.

“Dejar que tu hijo o hija fracase es un poco duro para los padres, pero he encontrado que tenemos que dejar que eso pase para ayudarles a aprender”, declara Childers.

https://s3-us-west-2.amazonaws.com/sp-ads/ads/0618_Ads/Main_Event_0918.png https://s3-us-west-2.amazonaws.com/sp-ads/ads/0618_Ads/Casa_Super_Run_0918.png https://s3-us-west-2.amazonaws.com/sp-ads/ads/0618_Ads/State_Fair_0818.png https://s3-us-west-2.amazonaws.com/sp-ads/ads/AVON_lipstick.png